Del director


Estimado lector:


Tienes ante ti una revista digital dedicada al lenguaje y las lenguas. Esto implica que tal publicación además también tiene entre sus contenidos la comunicación, los discursos y, con ellos, la sociedad misma. El lenguaje es también biología y también cultura, etc. Quiere decir esto que la revista Lengcom no se pone límites en ningún sentido: pretende ser tan abarcadora como lo es el propio lenguaje. Ni escuelas ni modelos ni intereses específicos priman acá sobre otros, lo que permite ser un espacio abierto a todos los puntos de vista y el diálogo, la discusión científica, la exposición de ideas con argumentos. No habría mayor podredumbre intelectual que poner cercas a este campo que se nos antoja océano.

Lengcom es una revista digital hecha por personas que hacemos ciencia y queremos hacer ciencia, desde catedráticos de universidad a profesionales de la comunicación, imbuidos del nuevo espíritu en ciernes de la ciencia ciudadana. El único vallado lo pone aquí el rigor y no el prestigio ni otros elementos extracientíficos. 

El formato que adopta esta revista no es la de un libro de papel que ha perdido celulosa metamorfoseándose en pantalla digital. Internet tiene sus propios formatos y nuestra revista sale a la luz en uno de estos formatos, no en papel. Tales formatos pueden ser vistos como géneros: así como un poema se reconoce como tal y no como novela y una novela como tal y no como obra teatral, todos sabemos reconocer lo que es un periódico digital, una red social, una página web de una institución e, incluso, una landing page, aun cuando ni siquiera sepamos qué significa tal cosa. Cada lenguaje tiene su formato. De entre éstos los blogs ocupan hoy un espacio dinámico en las estáticas webs de las instituciones, empresas, etcétera. Comenzaron siendo bitácoras personales (lo siguen siendo) y hoy casi todas las empresas incluyen en sus webs apartados en los que insertan un blog de actualización diaria o casi diaria. El dinamismo, la comunicación continua, la apariencia de no estar muerto, sino vivo, motivan que el blog sea un imperativo para las empresas, por ejemplo. El blog es dinámico y permite (o, al menos, aspira) a llegar al mayor número posible de lectores gracias a su propio dinamismo.

La revista que tengo el honor de dirigir tiene la apariencia en su portal de inicio (recogido en la web del proyecto Lengcom, que igualmente dirijo) de un blog. Digamos que esta portada es el vestíbulo de la revista. A este espacio lo llamamos Blog&Tweets: es un blog y muestra nuestros tuits en Twitter. En el Blog&Tweets de la Revista Lengcom se publican entradas, como en cada blog que se precie. Las entradas son cada uno de los artículos de la publicación. En este vestíbulo aparecen sólo algunos párrafos de los artículos publicados, que se siguen leyendo íntegramente a través de un enlace llamado "sigue leyendo".

A diferencia de otras revistas, esta revista también puede ser escuchada. Conviene matizarlo: los artículos, dada su extensión, son parcialmente locutados por un locutor profesional. El alto coste que supone un estudio de grabación y un locutor hacen inviable este aspecto para el resto de publicaciones, pero Lengcom, al margen de esta revista, trabaja con profesionales de la comunicación de diversos ámbitos, como sucede con los locutores. Podemos hacerlo, pues, y lo hacemos.

Además, cada artículo, nota, working paper, etc. se puede compartir usando botones de redes sociales, correos y otros como Facebook ,Twitter, Google+, Email, Evernote, LinkedIn, Xing, StumbleUpon, Tumblr, Reddit, Digg, VKontakte, nk, Yoolink, Tuenti y Wykop. El dinamismo es total. 

Creemos y abogamos por la transferencia del conocimiento a la sociedad y esta revista es sólo un componente más de esa transferencia que el proyecto Lengcom busca, como plataforma de investigación sobre el lenguaje y la comunicación y como red de profesionales vinculados a los discursos (como periodistas, locutores, traductores, formadores y otros), favoreciendo la actividad económica y la creación de empleo en una zona (el sur de España) castigado por altas tasas de desempleo.

Al ser una revista en Internet puede, como cualquier otra página web, insertar en los artículos vídeos, audios, mapas conceptuales, entre otros.

Como director y editor de esta publicación animo a cuantos investigadores quieran a enviar sus contribuciones, que serán sometidas a evaluación previa según el sistema de revisión por pares. Por el momento, las normas de publicación están siendo redactadas y esperamos tenerlas a punto a principios de 2015. No obstante, no varían sustancialmente de las normas del resto de publicaciones. Al margen de la revisión por pares, la revista también publica material divulgativo y notas, por lo que cualquier persona interesada en usar este medio para compartir con otros sus ideas, las ideas de otros (siempre que se le cite), etcétera, estaremos encantados de recibir su material, publicarlo y compartirlo con los lectores de Lengcom y sus seguidores en las dos redes sociales que usamos activamente: Facebook y Twitter.

Por último, quiero aprovechar la ocasión para agradecer a cada uno de los miembros del comité científico su predisposición y amabilidad y su aceptación a formar parte de tal comité. Igualmente, reconozco la labor y disposición de los miembros del consejo de redacción. A todos, les estoy muy agradecido.


Y ahora, es el momento de leer los artículos de Lengcom.

 

Ígor Rodríguez Iglesias

Director de la Revista Lengcom