Lengcom 5.2 (2015). ISSN 2386-7477

Este trabajo ha sido  apoyado por la Cooperación para el  Desarrollo Belga, a través de VLIR-UOS (Consejo flamenco interuniversitario de cooperación para el desarrollo), en el contexto del programa  de cooperación institucional universitario con la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba, Cuba.


Recibido: 13-01-2015 / Aceptado: 30-01-2015

Evaluado por pares (peer review)


Estudio de documentos manuscritos del siglo XVIII de la región oriental y su contribución a la historia de la variante cubana de la lengua

 

Resumen: El trabajo se centra en la descripción  de los niveles gráfico-fonético y  morfosintáctico de dos documentos manuscritos (Protocolo  notarial y Acta capitular) ubicados en los Archivos Histórico provinciales de Holguín y  Santiago de Cuba, para contribuir al estudio de la historia de la variante cubana de la lengua. Aporta la descripción mencionada, la transcripción paleográfica y el rescate de los documentos objeto de estudio. Estos resultados  se insertan en la línea “Fuentes documentales en la región oriental de Cuba y su contribución al rescate, conservación y promoción del Patrimonio” del Proyecto VLIR “Las ciencias sociales, humanísticas y la arquitectura frente a los retos contemporáneos del desarrollo local en Santiago de Cuba. Potenciando el patrimonio”.


Abstract: The work focuses on the description from the phonic chart and morph syntactic levels of 2 handwritten documents (notaries’ protocols and Capitulars acts) located in the provincial Historical Archive of Santiago de Cuba and Holguín, to contribute to the study of the history of the Cuban variant of the language.  This work provides the linguistic description, the paleographic transcription and rescue of the documents. These results are inserted into the line “Documentary sources of Cuban Eastern Region and the Contribution to Rescue, Preservation and Promotion of Heritage”, VLIR Project “Social, humanities and architecture: Facing the Challenges of Local Development in Santiago de Cuba. The Enhancement of Heritage Preservation”.


Palabras clave: documentos manuscritos, siglo XVIII, Oriente de Cuba, caracterización lingüística.

Keywords:  handwritten documents, XVIII century, eastern of Cuba, linguistics characterization.


1. Introducción


La lengua es uno de los rasgos que conforman la identidad de los pueblos y como tal debe verse, en su esencia unitaria y diferenciadora a la vez, y como patrimonio intangible de naciones y culturas.


Así la lengua española, una de las más habladas en el mundo, es una sola con aspectos formales y funcionales unitarios y al mismo tiempo posee disímiles variantes regionales, entre ellas, por supuesto, la variante cubana de la lengua, mucho más cercana a la variante caribeña, pero también con lazos unitarios con la continental americana y la septentrional peninsular.


Sin embargo, los cubanos –y entre ellos, los que habitan en la región oriental- solemos en muchas ocasiones sacar a la luz las diferencias de nuestra variante de lengua con relación al resto de la isla, sin valorar que distinto no significa ni mejor ni peor.


Desde el siglo XIX se registran criterios de los elementos diferenciadores fundamentalmente de las variantes  occidental  y  oriental del español hablado en Cuba, a cargo de Esteban Pichardo en su Diccionario provincial casi razonado de vozes y frases cubanas, de 1836 y con numerosas ediciones corregidas posteriormente; primer diccionario de americanismos del español publicado en América y punto de partida y referencia obligada de todo lo que se escribió  con posterioridad al respecto.


A partir de la acotación de Pichardo en el siglo XIX, muchos fueron los criterios ofrecidos sobre nuestra variante de lengua; criterios desde disímiles perspectivas, en algunos casos  muy específicos, como Antonio Bachiller y Morales quien abordó la influencia en el español de Cuba de nuestros primitivos habitantes y de los africanos llegados a la Isla a través de una inmigración forzosa, y en otros demasiado generales, como Felipe Poey y Aloy, quien trabajó la prosodia, la ortografía, el léxico, temas gramaticales e incluso los indigenismos.


En todos los casos estamos ante hombres con formación humanista, pero con escasos conocimientos lingüísticos; hasta la brillante excepción de Juan Miguel Dihigo y Mestre, quien cierra  el siglo XIX y da paso al XX intentando introducir estudios de fonética experimental en la Universidad de La Habana, además de estudiar el léxico cubano y el habla popular a través de la literatura (Alpízar, 1989: 149- 153).


El siglo XX continuó con otros estudiosos que desde ópticas diversas aportaron sus criterios en torno a nuestra variante; tal es el caso de reconocidas figuras como Israel Castellanos, Alfredo Miguel Aguayo, Alfredo Zayas, Fernando Ortiz, Lydia Cabrera, Néstor Almendros, Adolfo Tortoló, Alfredo Padrón, entre otros. No obstante, estaríamos hablando de piezas aisladas de un rompecabezas difícil de armar pues quedan muchos trozos aún sin descubrir.


Los estudios sobre la historia de la lengua española todavía en muchos planes de estudio y textos de consulta ofrecen una visión extremadamente eurocentrista, donde se aborda de soslayo el considerable aporte americano a la lengua; en este sentido, recordemos clásicos como los de Rafael Lapesa (1975), Ramón Menéndez Pidal (1965) y otros como David Pharies (2007) o Litvinenko (s.f.).


Claro, somos los americanos y, por supuesto, los cubanos quienes tenemos que llenar ese vacío, tarea muy difícil si se tienen en cuenta los cinco siglos de presencia hispana en el territorio y los bajos niveles de conservación de los documentos que podrían servir de muestra para caracterizar cada periodo dentro de esta parte de la historia.


Por ello, la carrera de Letras de la Universidad de Oriente se ha insertado dentro de la línea “Fuentes documentales en la región oriental de Cuba y su contribución al rescate, conservación y promoción del Patrimonio” del Proyecto VLIR[1] “Las ciencias sociales, humanísticas y la arquitectura frente a los retos contemporáneos del desarrollo local en Santiago de Cuba. Potenciando el patrimonio”, en función de lograr, junto a otros colegas de especialidades afines, en primer lugar el rescate y conservación de distintos tipos de documentos (manuscritos, obras literarias, registros artísticos de diferentes soportes, entre otros) localizados en diversos archivos de la región oriental; y junto a ello, la determinación, por siglos, de los elementos lingüísticos caracterizadores de la variante oriental de la lengua cubana, así como otras caracterizaciones lingüísticas en correspondencia con los tipos de documentos hallados [2].


Se han rescatado, hasta el momento, documentos protegidos en instituciones de la región oriental del país, entre ellos: Santiago de Cuba, Granma (específicamente Jiguaní) y Holguín; todos en un estado de conservación bastante delicado, por lo que su transcripción (como vía para lograr la conservación) ha sido muy engorrosa y nunca de los documentos en su totalidad.


Los materiales recopilados se han ido agrupando por siglos y zonas dentro de la misma región oriental, para luego ser analizados a partir de la metodología ofrecida por Pons Rodríguez (2010), muy adecuada para nuestro trabajo, que pretende realizar un comentario lingüístico de documentos manuscritos del siglo XVIII en la región oriental para contribuir a la caracterización de la historia de la variante cubana de la lengua, específicamente en esta región del país.


Nos hemos centrado en el siglo XVIII, porque es el primer siglo con presencia de documentos manuscritos en los diferentes archivos orientales trabajados. En el caso del siglo XVI, no se ha podido rescatar nada y del siglo XVII, unos pocos en el Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba y en el del Arzobispado de esta misma ciudad, capital de la Isla de Cuba hasta inicios del siglo XVII, específicamente en 1607, y centro del llamado Departamento Oriental durante la época colonial y de la antigua provincia de Oriente hasta la división político administrativa de 1976[3].


2. Desarrollo


Resulta obvio dentro de los estudios de la variante americana del español, que su base u orígenes radican precisamente en la variedad dialectal existente en la península desde los inicios del proceso de cambio de esta lengua, que comenzó siendo castellano y se fue mezclando y a la vez imponiendo sobre otras variantes hasta erigirse como lengua nacional.


Las variedades utilizadas en América se fueron modelando a partir de las diversas formas de hablar español que los conquistadores trajeron  a las nuevas tierras en las que se asentaron; de ahí que resulte imprescindible para conocer las diferentes variedades del español americano, conocer y comprender la situación de la lengua a finales del siglo XV (recuérdese la significación del año 1492 para la historia de la lengua española[4]), durante todo el siglo XVI e incluso en los siglos venideros.


El castellano en el siglo XV no constituía una lengua unitaria y homogénea, sino una realidad extremadamente variada, social y geográficamente, algo que influyó en gran medida en la creación de una variedad distinta, propiamente americana. Pero, además, todo lo relacionado con el desarrollo del español americano no debe focalizarse solamente en las postrimerías de este siglo sino en todo un periodo posterior que coincidió con el llamado Siglo de Oro español que abarcó los siglos XVI y XVII, época de extraordinaria importancia para la lengua española, pues el proceso de la conquista y colonización se extendió precisamente durante todo este tiempo.

 

Por tanto, se debe tener bien claro que por una parte está la llegada del español a América, focalizada a partir de 1492 y, por otra, su proceso de expansión y consolidación en el continente, fenómeno muy lento y complejo, cuyo desarrollo se extiende durante los siglos ya mencionados, el resto del periodo colonial e incluso hasta el momento actual.

 

Si nos centramos en la fecha de inicio de la conquista, resulta vital la región de las Antillas, donde se producen los primeros contactos entre los colonizadores y la población autóctona y las primeras influencias lingüísticas en el español, provenientes fundamentalmente del arahuaco, las cuales se erigen en los términos más antiguos que se expandieron en la variante americana de la lengua e incluso en la variante peninsular, por ejemplo: canoa, iguana, cacique, ají, yuca, hamaca, huracán y barbacoa, entre otros.

 

Pero, además, se debe tener presente que todo este proceso se inicia en América cuando el idioma había consolidado sus caracteres esenciales y se hallaba próximo a la madurez[5], aunque sin olvidar que la base de la lengua llegada a nuestro continente -primeramente a nuestras islas- respondía a la manifestación de la que eran portadores esos emigrantes, según el nivel socio-cultural que poseían.

 

Básicamente, como rasgos caracterizadores de esta variante de lengua se pueden citar: pocos rasgos morfosintácticos como exclusivos —aunque no generales— del español americano actual frente al peninsular, entre los que destacan el voseo y el uso peculiar de la preposición hasta con valor temporal restrictivo. En lo fonológico hay un rasgo general a todo el español americano —el seseo— que es compartido también por el español del sur de España y de Canarias. Otros rasgos muy extendidos, aunque no generalizados, son el yeísmo, la aspiración de /-s/ final, la realización aspirada de [X] y las distintas realizaciones de /-r/ y /-I/. En cuanto al léxico, el español americano presenta amplias diferencias, tanto con respecto al español peninsular como entre las diferentes regiones americanas entre sí. Sin embargo, estas diferencias no afectan al vocabulario básico, sino al resto del componente léxico, lo que es perfectamente esperable en una lengua extendida por un territorio tan vasto, y hablada en más de veinte países  (Fontanela, 1992 apud Sánchez Lobato, 1994: 557).

 

Para el estudio específico de la historia de la variante cubana de la lengua, se hace necesario tener en cuenta estas características ya definidas y la determinación del periodo de su implementación.


Antes de continuar con la caracterización realizada en este trabajo, se debe hacer referencia a la importancia que tiene para este tipo de investigación precisamente el trabajo con documentos, el cual tiene como objetivo documentar la ocurrencia de ciertos fenómenos (cronología: cuándo se iniciaron, extendieron y estabilizaron y dónde), describirlos (cómo eran las formas de partida y cómo se produjeron los procesos de modificación), caracterizar de qué tipo de fenómeno se trata (naturaleza de los procesos: fónico, morfológico, sintáctico, léxico–semántico…) y cuáles son los factores coadyuvantes o desencadenantes del cambio (lingüísticos y no lingüísticos, lo que incluye el tipo textual y el género).


La transcripción del documento resulta vital para el trabajo; con ella se logra rescatar el manuscrito (en muchas ocasiones en muy malas condiciones de conservación) y, por supuesto, conservarlo y preservarlo para otros trabajos. En este sentido, se debe ser muy fiel a la manera en que está escrito el original, se deben respetar las grafías originales (no se deben hacer correcciones a partir del español actual o la norma del que transcribe), las abreviaturas (muy comunes en documentos que muchas veces eran escritos a la par de la realización de la acción descrita; por ejemplo: un bautizo, casamiento, un juicio, etc.) y la disposición y número de líneas (para este trabajo las hemos numerado). Por otra parte, también se debe tener en cuenta el momento epocal en que fue escrito (criterio cronológico), el tipo de documento (acta, carta, testamento, etc.), el autor y su procedencia social (si es posible), etcétera[6].


En cuanto a la transcripción, el trabajo realizado nos demostró que se necesita trabajar a partir del original, pues en el caso específico del Protocolo Notarial de compra-venta del hato de Holguín (vid. en Anexo, Documento 1), el estudio se realizó a partir de un documento ya transcrito, pero sin seguir las indicaciones  comentadas anteriormente; por tal motivo no se pudo realizar una caracterización fidedigna del documento desde el nivel gráfico-fonético, en tanto se percibe una corrección de este según las grafías y reglas ortográficas actuales. No obstante, se decidió dejarlo dentro de la muestra, pues este inconveniente también aporta elementos válidos a la investigación.

 

En este trabajo, se presentan los primeros resultados del estudio de documentos manuscritos del siglo XVIII en la región oriental y así se continúa el acercamiento a la historia de la variante cubana de la lengua en esta región del país, iniciado con el estudio del siglo XVII. Ello no quiere decir que las principales características que se van a ofrecer en las siguientes páginas son absolutamente las que tipifican este periodo en la región, recuérdese que estamos ante los inicios de un ambicioso estudio[7].

 

Como metodología se siguieron los siguientes pasos, a partir de la propuesta de Pons Rodríguez (2010):


-         Rescate y transcripción del documento

-         Determinación del siglo y demás datos cronológicos

-         Determinación de la zona geográfica

-         Determinación del tipo de documento

-         Determinación del perfil sociolingüístico del autor del documento

-         Estudio de los fenómenos lingüísticos según los niveles de la lengua:

a)      Comentario gráfico- fonético

b)      Comentario morfosintáctico

c)      Comentario léxico- semántico[10]

 

Dentro de los niveles de la lengua tomados en cuenta para el estudio, se han precisado con anterioridad[11] los elementos lingüísticos que deben ser observados, específicamente los fenómenos caracterizadores de la variante cubana de la lengua española:

 

Fónico:

 

-         Seseo

-         Yeísmo

-         Aspiración u omisión de -s distensiva

-         Neutralización de laterales y róticas

-         Omisión de -d- intervocálica

-         Realización de n

 

Morfosintáctico:

 

-         Pérdida o conservación de vos

-         Generalización de usted o ustedes

-         Sustitución de se lo por se los

-         Leísmo

-         Frecuencia de uso de formas verbales simples y compuestas

-         Frecuencia de uso de las formas no personales del verbo

-         Haber concordado

-         Usos de ser y estar

-         Terminación -ra o -se en el pretérito del subjuntivo

-         Decadencia de -re en el futuro del subjuntivo

-         Usos de dijistes, comistes, etc.

-         Sufijación (diminutivos)

 

Léxico:

 

-         Léxico patrimonial

-         Derivativos y frecuencia de uso

-         Campos léxicos

-         Indigenismos

-         Marinerismos

-         Subsaharanismos

 

A continuación se hace referencia al estudio en cuestión que se presenta en este trabajo, siguiendo los pasos metodológicos antes mencionados.

 

Se ha trabajado específicamente con dos documentos, procedentes del siglo XVIII, a saber[12]:

 

1-     Certificado de compra-venta del Hato de Holguín, elaborado por María de los Reyes Bárzaga y fechado el 8 de julio de 1737 (Documento 1)

2-     Acta capitular  celebrada el 23 de octubre de 1750 en Santiago de Cuba, enviada al Rey Fernando VI de España con el propósito  de realizar una petición  para tomar el cargo  de Regidor de la Villa, hecha por Antonio López del Castillo (Documento 2)

 

Como se puede apreciar, son documentos que se corresponden a la primera y segunda mitad del siglo XVIII, ambos del Oriente de Cuba, pero de zonas diferentes. En el primer caso nos referimos a un documento de la parte norte  oriental, específicamente el Hato de Holguín y el segundo se ubica en la antigua capital de la región.

 

Los dos son documentos con carácter jurídico- administrativos y como tal reúnen las características de estos tipos de materiales en los que de manera general: se declaran los presentes en el acto que se suscribe, la fecha, la acción como tal (venta del hato de Holguín y petición para aprobar a un nuevo Regidor para Santiago de Cuba).

 

No se pudo determinar el perfil sociolingüístico de los escribanos que redactaron los documentos al no contar en los archivos donde fueron recogidos (Archivo Histórico provincial de Holguín y Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba) con información al respecto[13].

 

Por último, se hará referencia a las características fundamentales determinadas a partir del estudio realizado de cada documento:


Comentario gráfico-fonético[14]:

-         No se apreciaron marcas de voseo:

Ej.:   Estando sus señorías (2)[15]

 

-         En cuanto al seseo, se puede suponer que ya se presentan vestigios, en tanto se detectaron dos palabras que podrían dar indicios de la no distinción fónica en estos casos:

Ej.: Sinquenta, Cabesas (2)

 

-         No se aprecian marcas de yeísmo

 

-         Se mantienen todavía grafías que no se corresponden con la ortografía moderna.

Ej.: governador, conbenga, dixo, exercen (2)

 

-         Uso abundante de abreviaturas.

Ej.: Sor (señor), Reg.or (regidor), D. (Don) (2)

 

Comentario morfosintáctico:

-         Uso de haber por tener:

Ej.: … que hube por legítima paterna (1)

      … las huvieron por presentadas (2)

 

-         Uso de ser por estar.

Ej.: … es fechada (1)

 

-         Priman las formas simples por encima de las compuestas. Solamente se ha hecho uso del antepresente del indicativo

Ej.: En (1) solamente una vez: ha pagado y en (2), dos: ha servido y han practicado.

 

-         En cuanto al modo, se prefiere el modo indicativo.

 

-         En el caso del subjuntivo, se emplean los tres tiempos, fundamentalmente el presente y el futuro. En el caso del pretérito no se empleó.

 

-         Igualmente llama la atención, fundamentalmente en el primer texto, la duplicidad de determinantes.

 

Ej.: … dichos estos cien pesos

      … en el dicho Joseph Ricardo

      … en el cuyo valor

      … esta dicha carta

      … por ante mi

Nótese que estamos hablando del documento más antiguo de los dos estudiados.

 

-         En este mismo texto destaca también la reiteración de palabras y elementos coordinantes que hacen más densa la construcción sintáctica.

Ej.: … por esta presente carta que y a mi y en nombre de mis herederos y sucesores…

      … la acepto a mi favor que por ella compramos  dicha posesión que compuesta esta posesión que vienen de mi…

 

3. Conclusiones


El acercamiento a dos documentos manuscritos, localizados en dos importantes archivos de la región oriental de Cuba, demuestra lo complejo del estudio que se pretende con el Proyecto de investigación al que pertenecemos, e igualmente la valía de los resultados.

 

Si se logra obtener un número considerable de documentos, de diferentes tipos textuales y diversos momentos históricos, se podrá realizar un estudio más profundo y menos descriptivo que el que se ha presentado, en el cual, no obstante, se ha podido apreciar que ya desde el siglo XVIII se vislumbraban las características que tipifican nuestra variante de lengua en la zona oriental de Cuba como patrimonio lingüístico y reflejo de nuestra identidad como cubanos y, por ende, como hispanohablantes, la cual como se conoce, se erige sobre la base fundamentalmente de las características tipificadoras de la variante septentrional del español peninsular.


Referencias bibliográficas


Alpízar Castillo, R. (1989): Apuntes para la historia de la lingüística en Cuba,  La Habana: Ciencias Sociales.


Lapesa, R. (1975): Historia de la lengua española, España: Gredos.


Multimedia Historia de la lengua española (2012), La Habana: Producciones Iris, Universidad de La Habana.


Litvinenko, E (s.f.): Historia del idioma español, México: Ediciones Quinto Sol.


Menéndez Pidal, R. (1965): Manual de Gramática histórica española, España: Gredos.


Pharies, D. A. (2007): Breve historia de la lengua española, Chicago: Universidad de Chicago.


Pons Rodríguez, L. (2010). “Métodos para estudiar de forma práctica la historia del español”, en La lengua de ayer. Manual práctico de Historia del Español,  Madrid: Arco-Libros,  pp. 413 – 468.


Sánchez Lobato, J. (1994): “El español en América”, en Actas IV ASELE, España: Instituto Cervantes, pp. 553- 570. 




Citas del artículo

  

[1] Este trabajo ha sido  apoyado por la Cooperación para el  Desarrollo Belga, a través de VLIR-UOS (Consejo flamenco interuniversitario de cooperación para el desarrollo), en el contexto del programa  de cooperación institucional universitario con la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba, Cuba.

[2] En este empeño hemos recibido también el apoyo de colegas de la Universidad de La Habana, fundamentalmente la Dra. C. Marlen Domínguez, quien  ha desarrollado, desde octubre de 2012, talleres sobre el estudio y enseñanza de la historia de la lengua española en el país.

[3] Los resultados de la investigación realizada con los manuscritos del siglo XVII rescatados han sido presentados en Historical-Cultural Patrimony and Development in Santiago de Cuba (noviembre de 2014) y en el XIV Simposio Internacional de Comunicación Social (enero de 2015), eventos internacionales realizados en Cuba y se tiene prevista su publicación para este año 2015.

[4] En este sentido se hace referencia a la confluencia en este año de tres sucesos históricos muy importantes y vitales para el desarrollo y cambio de la lengua española: el fin de la Conquista castellana en la Península Ibérica, el “descubrimiento” de América por Cristóbal Colón y la edición de la primera gramática en lengua romance elaborada por Elio Antonio de Nebrija.

[5] Recuérdese en este sentido lo que se comenta en la nota anterior (Vid supra) relacionado con la edición de la primera gramática.

[6] Todas estas indicaciones aparecen recogidas en la Multimedia educativa sobre Historia de la Lengua editada por la Universidad de La Habana (2012).

[7] En este sentido se debe acotar también  que, además de realizar la caracterización por niveles de la lengua según los diferentes siglos y regiones dentro del Oriente de Cuba, se pretende realizar una caracterización formal y estructural según las fundamentales tipologías textuales utilizadas durante el periodo colonial en Cuba.

[8] En el trabajo, por la complejidad del estudio, se decidió circunscribir el análisis a los dos primeros niveles.

[9] En este sentido nos referimos específicamente al I Taller sobre Historia de la lengua, realizado en la Universidad de La Habana en octubre de 2012.

[10] Vid Anexos.

[11] No obstante este impedimento no limitó el resultado final de la investigación.

[12] Es el que menos datos ha aportado: recuérdese en este sentido lo comentado anteriormente relacionado con la transcripción del documento 1.

[13] Se coloca entre paréntesis el número del documento que se toma como ejemplo.



ANEXOS

Documento 1[1]

Protocolo Notarial 1737-1754

Escritura: 1737                                                                

Fondo 3 - 4


Sepan cuanto esta escritura de venta real viérenlo María de los Reyes Barzaga vecina de este pueblo de San Isidoro de Holguín otorga por esta presente carta que y a mí y en nombre de mis herederos y sucesores que de los que de mi que en ellos hubiere títulos y carta , vendo Al y verdaderamente a Joseph Ricardo para él , sus herederos que y sucesores que a su causa hubiere y representare el a saber lo que le vendo  verdaderamente del hato de Holguín en cien pesos que son los mismos que heredé que hube por legítima paterna de Antonio de Barzaga(Que Dios hará en esta…) con todas sus entradas y salidas, usos , costumbres, servidumbres y todo lo demás que le pertenece, que pertenéncelo de dicho, libre de tributos, hipotecas, memorias, ni otro cargo señorío, ni obligación especial, ni general que por tal se le asegura en el precio y que dicho estos cien pesos que son los mismos que heredé de mi padre difunto. Los mismos que me ha pagado el dicho Joseph Ricardo…escrita bajo dicente a mi satisfacción de que me doy por entregado y declaro  que en el cuyo valor de dicha parte de posesión y al que más pueda beneficiar cualquier forma y cuantía le hago gracia y donación para perfecta, mera  muestra nos desearía  y de hoy en adelante desisto y  libre de la posesión y señorío , posesión título voz, recurso, recibo y cualquier dueño  que me pertenezca de dicho hato, corrales que todo ello lo cedo, traspaso en el dicho Joseph Ricardo comprador y en quien sucediere para que como propio, suyo lo posea, goce, cambie, enajene a su voluntad como dueño ahora me obligo a la sucesión , seguridad sacramento. En mi persona que bienes habidos y por haber y doy poder a los jueces   y justicia su majestad para que me lo congelan y apremien  a mi cumplimiento por todo rigor de voz y vía ejecutiva como jueces por sentencia definitiva pasada fraudelidad de cosas juzgadas y por mi consentida y renuncio. Las Leyes At Combenerit de jurisdithone Onminum judicum y la altísima pragmática, la sumisiones y renuncio cualesquiera leyes a mi favor y dasen de dicho testando la presente al dicho Joseph Ricardo aboás lo conferido y  expresado en esta escritura la acepto a mi favor que por ella compramos dicha posesión que compuesta esta posesión que viene de mi y a ruego que por su entrega de presente no parece la renuncia cuantas leyes de la costa no vista, ni recibida, dolo, fraude y demás del costo de la que le otorgo carta de pago y recibo en forma que es fechada esta dicha carta en este pueblo de San Isidoro de Holguín en ocho días del mes de julio de mil setecientos treinta y siete años –Del aceptando que otorgarle a quienes en el efectiva. Certifico que conozco así lo otorgan y firman el aceptante que no firmó por no saber lo hizo los testigos a su ruego que lo fueron Thomás Joseph de Arse, Dn. Manuel Santiesteban y Francisco de Céspedes. Todos presentes, vecinos en papel común para haberle sellado en este partido que así, lo firmo sin más con los testigos por ante mi, por no haber Escribano Público.----------------

Firman por la demandante a  su ruego Don Thomas Joseph de Arse Garrido.---------------------------------------------------------------------

Como otorgante Joseph Ricardo ------------------------------------------

Y  Diego de la Torre Hechavarría------------------------------------------

 

  

Documento 2

Testimonio del Libro de Actas Capitulares celebradas por es M.T.A desde el 23 de Octubre del año de 1750 y siguientes hasta el 19 de Nov. Del de 1756

Datos registrados en el Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba.

Fondo: Actas Capitulares

Libro: 5


Folio: 1

Cara: A


Cav.do    {  1.Yn nomine Dei, Amen: En la

2. Muy Noble, y Muy Leal Ciudad de S [rompido][2]

3. [rompido] Cuba en veinte y tres de Octubre de

4. mil Setecientos y Sinquenta años se juntaron de

5. Cavdo como lo han de uso, y costumbre, para

6. Efecto de tratar y conferir [rompido] tocantes

7. al pro y Utilidad de esta Republica; a saver

8. los Señores D Miguel Lopez del Castillo. Al

9. calde Ordinario en esta Otra. Ciudad y su Ju

10. risdicción por SM. Jues Precid.te en este Ylustre

11. Ayuntam.to Regidor y Alcalde mayor Provin

12. cial de la Santa Hermandad D Juan Anto

13. nio Saviñon, Fiel Executor D Matias Alonso

14. de Vetancurt, D Jose Antonio Lopez del Cas

15. tillo y D. Fran.co Antonio Garzon Cavalleros

16. Capitulares con asistencia del Sor. Ldo. D.n

17. Manuel Damian de  Ulatorres Sindico Pro

Acta{       18. curador Gral. de esta Otra. Ciudad [no se entiende] En este Cav.do

19. se presentaron el Sor. Reg.or  D. Jose Antonio Lo    

 

Cara: B          

20. pez del Castillo, y D. Juan Miguel [no se entiende][3]

21. [no se entiende]  publico de Cavildo y Governacion de esta

22. Otra. Ciudad con [rompido]  respectiva R.S [4] con

23. firmaciones de sus Oficios que exercen cuyos

24. R.S Despachos estando sus señorias en pie los         

25. tomaron en  sus manos besaron y pusieron so

26. bre sus Cabesas como Cartas de nuestro Rey

27. y Señor natural, y igualmente presentó otro

28. D. Juan Miguel el fia de Escribano real de

29. estas Yndias de que S.M. se ha servido hacerle

30. merced, y hallándose Otras. R.s confirmaciones

31. presentadas dentro del termino [no se entiende][5] por

32. Ley enterados sus Señorias de su contexto, q

33. fueron leidas por mi el presente Esño.[6] las hu

34. vieron por presentadas, y mandaron que q

35. dando textimonio a continuacion le devuel

Otra.} 36. van Sus Originales A este Cav.do se traxeron

37. las Diligencias que se han practicado a pedi-

38. mento del Sindico Procurador general las g.C

39. se remitieron en testimonio al Sor. Governa

40. dor de esta Plaza Mariscal de Campo de la

41. R.s Extos.[7] D Alonso de Arcos y Moreno de

42. orden de Santiago, en virtud de lo acordado

43. Suplicando a SS.a proveyere en vista de todo

44. lo que fuere mas conforme al R.l Servicio, y

45. bien publico, a que le sirvió Otro. Sor. Gover

46. nador providencian que arreglado a las or

47. denes con que se haya no le queda facultad

 

Folio: 2

Cara: A


48. para ignorar en lo dispuesto y providencias

49. dadas en cuya inteligencia podrán recurrir a la

50. parte donde combenga, y enterados los SS.

51. Capitulares de esta providencia acordaron

52. que le reduxere a votos­­­ Dicho Sor. Alcalde

53. mayor Provincial D. Juan Atonio Savi-

54. ñon dixo: Que en inteligencia de la Providen

55. cia dada por el SS.a El Sor Governador es de

56. sentir se le haga saber al Sindico Procurador

57. Gral. de esta Otra. Ciudad sobre cuyo asunto

58. se conformaron los demás Señores Capitula

59. res que concurrieron a este Cav.do con lo que

60. y por no haver otra cosa que tratar y confe

61. rir se cerro este Cavildo y sus Señorias lo

62. firmaron con Otro. Señor Procurador general

63. de que doy fe Miguel Lopez del Castillo  

64. Juan Antonio Saviñon   Matias Alonso

65. de Vetancurt y Cisneros Jose Antonio

66. Lopez del Castillo Fran.co Antonio Gar


Cara: B

67. zon y Maldonado Lic.do Manuel Damian

68. de Ulatorres Antemi Manuel Gonsale C

 

________________________

Citas del Anexo


[1] Este documento fue encontrado ya transcrito, por lo tanto, no responde a las mismas normas del documento 2, el cual si ha sido transcrito por las autoras del trabajo.

[2] En este caso y los restantes donde se coloque la palabra “rompido” entre corchetes  ha sido copia fiel del original (procedente, según sello, de 1888) que fue a su vez es una copia del verdadero documento (de 1750). Este es un aspecto interesante que demuestra el interés, tanto de la Metrópoli como de la Colonia, por conservar estos documentos.

[3] En este caso la letra es totalmente ilegible, además de estar en la parte superior derecha del documento con algunos daños en la textura de la hoja

[4] Esta debe ser una abreviatura de respectivas.

[5] La palabra no logró descifrarse, comienza con el prefijo pre, pero no se logró comprender completamente su significado

[6] Esto puede ser una abreviatura, pero no pudimos determinar de qué palabra.

[7] Lo mismo en este caso.



Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.

Escribir comentario

Comentarios: 0