Lengcom 8.2 (2015). ISSN 2386-7477

 

Hacia el logro de la habilidad comunicativa en lengua inglesa en las universidades cubanas: la experiencia en la Universidad de La Habana

Towards the attainment of higher communicative proficiency in english in cuban universities: the experience at the University of Havana

Maribel Torres García

Universidad de La Habana

mtorres1961@rect.uh.cu

Santiago J. Rivera Pérez

Universidad de La Habana

sjrivera@flex.uh.cu

Pablo Estrada Rodríguez

Universidad de La Habana

pabloe@flex.uh.cu



Resumen: La Escuela Superior Cubana se propone formar profesionales universitarios capaces de comunicarse en lengua inglesa a un nivel de calidad equiparable con los niveles de asimilación exigidos actualmente en las universidades europeas.  En el trabajo se analizan los antecedentes inmediatos de la nueva estrategia para la enseñanza de la lengua inglesa, se exponen las ideas desarrolladas para su puesta en práctica y se describen las primeras experiencias que se han llevado a cabo en la Universidad de La Habana con vistas a la generalización futura de la nueva metodología a todas sus carreras. El hecho de que esta institución sea el centro rector para la mayoría de ellas confiere interés relevante a los resultados parciales que se adelantan en esta investigación. 


Abstract: The Cuban Higher School aims to train professionals able to communicate in English at a level of quality required currently in European universities. This paper analyzes the immediate antecedents of the new strategy for teaching the English language, ideas for its implementation are presented and first experiences that have been conducted at the University of Havana are described with a view to future generalization of the new approach to all its majors.  The fact that the University of Havana should be the guiding center for most of them grants certain relevance to the partial results being carried out in this research.


Palabras claves: Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas; nueva estrategia curricular para la enseñanza del idioma inglés; Programa Director de Idiomas, pruebas de diagnóstico y clasificación; Comisiones Nacionales de Carreras.

Keywords: Common European Framework of Reference for Languages, new curricular strategy for the teaching of English; Leading Language Program, placement and diagnosis tests; National Majors’ Commissions.


Introducción

La Escuela Superior Cubana ha recibido la encomienda de formar profesionales universitarios capaces de comunicarse en lengua inglesa a un nivel de calidad equiparable con los niveles de asimilación exigidos actualmente en las universidades europeas, en otras palabras, que todos los egresados universitarios sean usuarios independientes del idioma inglés, en lo que se ha dado en llamar el nivel B1-usuario independiente.


Este propósito supone un gran desafío para todos los responsabilizados con la enseñanza del idioma inglés y lleva necesariamente aparejada la elaboración de nuevas estrategias que hagan posible su materialización y la puesta en práctica. Una síntesis histórica del progreso de la enseñanza del idioma inglés en la educación superior cubana puede ayudarnos a comprender la magnitud de este nuevo reto.

A partir de la reforma universitaria de 1962 la disciplina Idioma Extranjero ha ido ocupando un papel cada vez más importante en la formación del profesional.  Durante muchos años se privilegió el desarrollo de la habilidad de lectura con un marcado énfasis en la esfera profesional. Las exigencias del desarrollo científico técnico y humano llevaron a una concepción integral de la enseñanza del idioma inglés en el nivel terciario que prestó atención particular a la vinculación del aprendizaje del inglés con la actividad académica y profesional, con el objetivo de lograr que el universitario pueda hacer uso de este idioma tanto en el intercambio profesional como para la actualización científico técnica en su esfera.


En el curso 90-91 se introdujeron los Planes de Estudio “C” que tuvieron un proceso de actualización que dio como resultado los planes “C perfeccionados”. Las nuevas exigencias del mundo globalizado en que vivimos hoy y la política del estado y del Ministerio de Educación Superior (MES) de perfeccionamiento continuo de las carreras universitarias en Cuba dieron lugar al proceso de perfeccionamiento de los programas de todas las disciplinas que se impartían en las carreras universitarias.


La fundamentación del plan C planteaba que la disciplina idioma Inglés debía centrarse en el desarrollo de la base lingüística y las técnicas y medios de lectura que permitieran al profesional la obtención de información relacionada con su especialidad en idioma inglés, considerando la habilidad de lectura una condición indispensable para que un profesional en cualquier parte del mundo se mantuviera actualizado. En el plan C la disciplina Idioma Inglés tenía como objetivo la lectura de textos en el idioma extranjero y la habilidad oral solo se consideraba un medio para lograr ese objetivo.


En el plan D, que se encuentra vigente en las universidades cubanas, la disciplina se inserta en el proceso de formación y fue concebida con el objetivo de lograr desarrollar en los estudiantes un nivel de comunicación oral, escrito y de comprensión auditiva y lectora en la lengua inglesa que les permitiera interactuar con cierta independencia en su campo de acción. Un grupo de especialistas de todo el país, entre ellos varios profesores de la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de La Habana, elaboraron en equipo la serie de libros de texto “At Your Pace”. Esta serie se diseñó con el objetivo de apoyar el aprendizaje de los estudiantes en la modalidad semipresencial. Las horas presenciales, generalmente dos aunque en algunas facultades son cuatro, se dedican al desarrollo de la habilidad de expresión oral. La habilidad de comprensión auditiva no se desarrolla ni se evalúa porque no existen en las facultades las condiciones para ello. A pesar de los esfuerzos y la asignación de recursos (libros de textos, grabadoras, casetes, CDs, entre otros)   los objetivos propuestos no se han alcanzado y la competencia comunicativa a la que se aspira no se ha logrado.


Antecedentes inmediatos de la nueva estrategia

En el curso académico 2011-2012 se realizó una encuesta a más de 400 estudiantes de toda la UH para conocer el grado de su satisfacción con la enseñanza del idioma inglés.  Los estudiantes encuestados, en general, confirmaron su satisfacción con la docencia recibida; sin embargo, al mismo tiempo se pudo comprobar que no eran capaces de emplear la lengua inglesa para comunicarse en situaciones cotidianas o relacionadas con su perfil profesional. Se involucraron facultades con una población importante y un total de 12 carreras.


Además de la encuesta con los estudiantes, se realizaron entrevistas a decanos, vicedecanos, jefes de departamento, jefes de año, profesores guías. Los funcionarios entrevistados destacaron la importancia y la necesidad del estudio del idioma inglés para alcanzar la excelencia profesional. El acceso a la información a través de las bases de datos y páginas web, así como la bibliografía más actualizada se posibilita fundamentalmente en inglés; elemento que debe ser demostrado durante la formación académica en trabajos investigativos y defensas de tesis. Sin embargo, muchas carreras no incluyen bibliografía básica en inglés; aunque se asignan frecuentemente lecturas en el idioma extranjero tanto en bibliografía complementaria como en textos principales. Las declaraciones con respecto a la frecuencia de uso y vinculación del idioma inglés subrayan el empleo ocasional y paulatino de la lengua extranjera.  Solo algunas carreras orientan permanentemente bibliografía en inglés, ya que un porciento considerable de la literatura especializada está en dicha lengua.


En opinión de los funcionarios entrevistados, la mayoría de los estudiantes reacciona de manera desfavorable al enfrentar bibliografía en idioma inglés; lo cual no se debe solamente a la falta de motivación, al desinterés y las limitaciones propias de los estudiantes con respecto al idioma extranjero, sino también a las deficiencias que algunos profesores demuestran en la impartición de esta disciplina. La elevación de la calidad y formación en este idioma ha sido una demanda continua de los estudiantes, expresada en reuniones con los colectivos de año, y en las agendas incorporadas en las comisiones de re acreditación de carreras.


En general, se constató que pocas carreras tienen actividades definidas en la lengua inglesa. Solamente se presentan resúmenes en inglés en los protocolos de trabajos de curso de dos de nuestras carreras. Los profesores admitieron el reparo de algunos especialistas para afrontar actividades que inserten el idioma inglés en las actividades docentes. Algunos de los profesores entrevistados manifestaron como necesidad sentida recibir cursos de entrenamiento en el idioma extranjero.


Con respecto a la jerarquización de las habilidades –expresión escrita (EE), expresión oral (EO), comprensión de lectura (CL) y comprensión auditiva (CA)- hubo planteamientos controvertidos y contradictorios.


La comprensión de lectura fue considerada la habilidad rectora en 10 carreras de las 12 analizadas, solamente desplazada por la expresión escrita en las otras dos de carreras.   Paradójicamente, la expresión escrita ocupó el cuarto lugar en casi la totalidad de las carreras. En otras la expresión escrita compitió con la expresión oral por el segundo y tercer lugar, relegando la comprensión auditiva al cuarto lugar.


Entre las recomendaciones sugeridas por los entrevistados se cuentan las siguientes:

  • Fortalecer la enseñanza de la disciplina idioma inglés con la inclusión de un curso preparatorio optativo en el primer año de la carrera que posibilite la nivelación de los estudiantes antes de iniciar el programa de la disciplina.
  • Fomentar el trabajo metodológico con los especialistas en Idioma  Inglés III  y IV con el interés de lograr la vinculación de los  textos empleados en clases con las especialidades y  concientización de la importancia del estudio del idioma extranjero.
  • Potenciar  la interdisciplinariedad tomando el inglés como eje a través de estrategias didácticas que vinculen el idioma inglés con las asignaturas de la carrera- situaciones de entrevista,  trabajos finales de otras asignaturas en inglés, discusión de temas de bibliografía en inglés en asignaturas de la especialidad, seminarios, debates, encuentros de conocimientos, trabajo con las redes sociales en inglés, etc.- con el propósito de garantizar la formación y desarrollo de habilidades comunicativas en la lengua.
  • Asegurar las condiciones propicias para la impartición de la disciplina -disminuir el número de estudiantes en el aula, proveer los medios de enseñanza necesarios (equipos de audio y video, materiales impresos, etc.).
  • Ubicar la disciplina a partir del segundo año en los planes de estudio de las carreras de Biología y Ciencia de la Información.
  • Reincorporar las asignaturas Idioma ingles V y VI en la carrera de Comunicación Social.
  • Lograr la estabilidad en el claustro de profesores que imparten la disciplina. 

Los resultados de las entrevistas condujeron a la revisión de los programas y a la reorientación de las actividades docentes en función de las necesidades reveladas. Las opiniones, reflexiones y sugerencias derivadas de las entrevistas constituyen importantes referentes para el logro del objetivo de esta investigación y constatan la pertinencia de evaluar el nivel de satisfacción y la necesidad de elevar la calidad de la enseñanza de la disciplina idioma inglés en la Universidad de La Habana.


Los estudios acerca de las tendencias actuales en el mundo y su comparación con la realidad cubana, las investigaciones sobre la calidad de los graduados y la encuesta aplicada en la U.H reflejaron la necesidad de elaborar nuevos planes o diseñar una nueva estrategia para la enseñanza del idioma inglés en las universidades cubanas. 

 

Desarrollo

Nueva estrategia para la enseñanza del idioma inglés en las universidades cubanas

Los estudiantes que ingresan a la educación superior asumen el inglés como una disciplina más del currículo y no como una exigencia de los profesionales universitarios en el siglo XXI.  Se ha podido constatar que los niveles de conocimiento de la lengua que tienen los estudiantes que ingresan a la universidad son muy desiguales, en dependencia de la calidad de las clases y los profesores que tuvieron en la enseñanza precedente.   Por esta razón es prácticamente imposible que el programa de las asignaturas que componen la disciplina resuelva esas desigualdades. Al mismo tiempo los grupos de clases son muy numerosos y no permiten realizar un trabajo sistemático atendiendo a las diferencias individuales de los estudiantes.


Por otra parte, algunas de las Comisiones Nacionales de Carreras no han prestado la debida atención a este problema y han propuesto en muchos casos la disminución de las horas de clase, a la vez que no cumplen con las acciones del Plan Director de Idiomas.


El Departamento de Prestación de Servicios en Idioma Inglés de la Universidad de La Habana, conjuntamente con especialistas de las Universidades de Matanzas y Cienfuegos, asumió el encargo del MES de diseñar una estrategia de enseñanza del idioma que proponga acciones concretas para garantizar resultados superiores en el desarrollo de la competencia comunicativa en inglés de los estudiantes, profesores e investigadores universitarios.


El resultado de ese trabajo fue la propuesta que se presentó ante el consejo de dirección del MES y fue aprobado por dicho colectivo en diciembre de 2013.  A continuación se resumen los aspectos principales de la nueva estrategia.


El ministerio otorgará mayor flexibilidad a los CES y a las comisiones de carreras en el diseño de su estrategia curricular y extracurricular para alcanzar el objetivo planteado, lograr que los estudiantes comprendan que el objetivo de ser competentes en el nivel B1 implica, ante todo, su esfuerzo, dedicación y gestión personal para poder ser un participante activo en su propia formación profesional.


La docencia de idioma inglés se reorganizará sobre la base de dos criterios: formación de grupos por niveles de idioma y asincronía en el aprendizaje. La formación de los grupos docentes ya no será por carrera o año sino a partir de los niveles de entrada demostrados por los estudiantes en un examen clasificatorio, o la decisión expresa de los mismos de comenzar por el principio. El estudiante podrá decidir en qué momento de su carrera (de segundo semestre de primer año a segundo semestre de tercer año) podrá iniciar su ciclo de asignaturas de idioma inglés, teniendo en cuenta un mínimo de 4 semestres para alcanzar el nivel B1. Para garantizar la docencia de acuerdo a las necesidades y la planificación personal de cada estudiante los turnos de idioma deben organizarse de manera centralizada, en ambas sesiones y a lo largo de la semana, tal y como funcionan otras escuelas de idioma en el país y en el mundo. La composición de los grupos docentes integrados por estudiantes que aspiran alcanzar el nivel B1 será de acuerdo a los resultados de estos en los diagnósticos, no por especialidades universitarias.


La estrategia propone la creación de centros de idiomas o la designación centralizada de locales para la impartición de los cursos de inglés subordinados a la dirección del CES cuyo claustro puede contar con el asesoramiento metodológico del departamento encargado de la carrera de Lengua Inglesa, siempre que esta exista.

Para la aplicación de la estrategia es necesario establecer horarios centralizados para que los estudiantes de los diferentes años y carreras puedan asistir, así como un número de 25 estudiantes como máximo en cada grupo para lograr el cumplimiento de los objetivos propuestos. Los estudiantes de nuevo ingreso pueden decidir en qué momento de la carrera cursan la disciplina del segundo semestre de 1er año al segundo semestre de 3er año. Es necesario contar con plazas de técnicos no docentes que se encarguen de establecer las relaciones entre los centros de idioma y las secretarías docentes de todas las facultades del CES. Los centros de idioma deben contar con un manual de procedimientos que establezca todo lo relacionado con el trabajo que realiza.


Será necesario también contar con medios técnicos y espacios en la intranet donde acceder a materiales para apoyar el proceso docente, así como el conocimiento y empleo de las TICS en la concepción de los cursos.


Cada CES debe analizar y decidir qué carrera o carreras deben comenzar a implementar la estrategia, si debe hacerse paulatinamente o no y cuándo comenzaría cada una de acuerdo con la cantidad de estudiantes involucrados y la disponibilidad de profesores y locales para impartir la docencia.


Como se advierte, la amplitud de las acciones que genera la nueva estrategia es muy variada y diversa; su desarrollo dará contenido al trabajo en varias direcciones a partir de este momento.


Experiencias en la Universidad de La Habana con la implementación de la nueva estrategia

Las orientaciones generales de la nueva estrategia implican su adaptación a las peculiaridades de las carreras de la Universidad de La Habana, lo que hacen particularmente compleja la tarea en nuestro caso.


Uno de los primeros escollos que hubo que vencer fue la redacción de los descriptores para determinar los requerimientos mínimos de idioma inglés que deberá poseer el egresado universitario cubano. Este aspecto se trabajó intensamente por los profesores del Departamento de Prestación de Servicios en Idioma Inglés de la UH, partiendo de los descriptores generales definidos por el MES para la disciplina Idioma Inglés y tomando como referencia los descriptores por habilidades recogidos en el Marco Común Europeo para las Lenguas. De este trabajo resultó una propuesta adaptada a las necesidades propias de los estudiantes universitarios cubanos.  Desde este punto de vista, los descriptores resultantes constituyen un elemento nuevo que sirvió de base para la elaboración del examen de clasificación, que es fundamental en el inicio de las acciones de la nueva estrategia. En la elaboración de los descriptores se tuvo en consideración los niveles de competencia que cada uno debería exigirse. 


Uno de los aspectos más discutidos en estas sesiones de trabajo fue el número de horas de clase presenciales que deben recibir los estudiantes. Aunque la mayoría de los docentes estuvo a favor de aumentar el número de horas, se arribó por consenso al número de 4 horas semanales para el desarrollo de los programas, en la modalidad presencial, preferiblemente en la sesión de clases contraria a la del resto de las asignaturas del mismo año y carrera. 


Se realizó un análisis de los programas actualmente vigentes para los distintos grupos de carreras y se rediseñaron los programas analíticos de todas ellas, así como el programa de la disciplina.

Una vez concluido ese trabajo se procedió a la elaboración de un instrumento que permitiera constatar si alguno de los estudiantes de nuevo ingreso en la Universidad de La Habana poseía las habilidades de comunicación que se prevé alcanzar como resultado de la estrategia, ya que a dichos estudiantes se les convalidarían todas o parte de las asignaturas de la disciplina.


Por primera vez se realizó en la Universidad de La Habana un “examen de suficiencia” de idioma inglés para diagnosticar cuántos estudiantes de nuevo ingreso poseían el nivel B1, resultado de varios años de aprendizaje y desarrollo de las cuatro habilidades lingüísticas: la comprensión auditiva y de lectura y la expresión oral y escrita.  

 

Como paso previo a la convocatoria del examen, se confeccionó un documento explicativo de las características de ese examen, incluyendo la exposición detallada de todos los descriptores para que los estudiantes interesados en someterse a dicha prueba evaluaran sus posibilidades de éxito en la misma.  

La divulgación de este documento estuvo a cargo de los profesores encargados de las asignaturas de la disciplina en todas las carreras de la Universidad de La Habana, su transmisión por otras vías fue lamentablemente más limitada.  Los profesores hicieron un censo de los estudiantes interesados en someterse al examen, lo que permitió adelantar la cifra de posibles participantes que ascendió al número de 50 estudiantes.


El examen se realizó el 4 de octubre de 2014, a fin de que hubiera tiempo suficiente de separación entre dicha prueba y el tradicional examen de suficiencia de todos los años.


Antes de la realización del examen, cinco estudiantes presentaron certificaciones originales otorgadas por Cambridge Examinations (dos de nivel B1, dos de nivel B2 y uno del nivel C1) los cuales fueron aceptados para su convalidación.


De los 50 alumnos se presentaron 31, cuyos resultados se presentan en la siguiente tabla:

Como el procedimiento para el examen oral no tenía precedentes en los ejercicios evaluativos del departamento, durante la realización de los restantes componentes del examen se hizo una reunión metodológica sobre dichos procedimientos, seguida por una simulación que permitió a los examinadores total dominio de los mismos. En reunión posterior del Departamento se destacó la calidad con la que se llevó a cabo este componente del examen.


En sentido general los estudiantes salieron muy bien en las habilidades productivas (expresión oral, fundamentalmente, y expresión escrita) pero con dificultades en las receptivas (comprensión auditiva, fundamentalmente, y comprensión de lectura).


Del total de estudiantes examinados (31), 7 demostraron poseer el nivel B1 con calificación de 5 puntos, por lo que se emitió un documento para sus respectivas facultades convalidándoles las 4 asignaturas de idioma inglés. Por otra parte, 9 estudiantes cuyas calificaciones en las habilidades productivas fueron altas pudieron convalidar las asignaturas de Idioma Inglés I y II.


El Dpto. de Prestación de Servicios realizó un trabajo metodológico, divulgativo y logístico significativo para la realización del mencionado examen. La participación de la totalidad de los profesores y alumnos ayudantes fue decisiva en la realización del mismo.


Aunque la estrategia para la UH consideró la posibilidad de hacer el examen B1 a los estudiantes de Periodismo, es evidente que a pesar de haber cursado 6 semestres de inglés la mayoría de los estudiantes no alcanza dicho nivel.


Implementación de la nueva estrategia en la carrera de economía

La carrera de Economía fue seleccionada para llevar a cabo el experimento en la aplicación de la nueva estrategia para la enseñanza del idioma inglés, por lo cual al final del primer semestre del actual curso se convocó a todo el estudiantado del primer año para explicarle las características de dicha estrategia y se dieron las orientaciones para la realización de un examen de colocación. El resultado de ese examen ofreció los elementos necesarios para la conformación de los grupos de clases en correspondencia con los niveles demostrados por los estudiantes. Los resultados del examen de colocación de Idioma Inglés en el marco de la nueva estrategia fueron los siguientes:


La carrera tiene una matrícula aproximada de 180 estudiantes en el primer año; de ellos, solamente 24 asistieron al examen de colocación (no obstante haberse realizado en dos convocatorias, dado que la primera de las ocasiones llovió torrencialmente). Como resultado de este examen, 3 estudiantes convalidaron las cuatro asignaturas de la disciplina de Idioma Inglés (con una evaluación de Excelente (5)), mientras que 7 estudiantes convalidaron sólo la asignatura Idioma Inglés I con 5 puntos y deberán continuar su ciclo de formación en Idioma Inglés II. Los restantes 14 estudiantes no convalidaron ninguna asignatura.


Una vez realizado el examen de colocación, la dirección de la facultad se dio a la tarea de organizar los grupos de clases y elaborar los correspondientes horarios. Las clases de idioma inglés se organizan en la sesión contraria a la sesión habitual del resto de las asignaturas. En esta carrera se duplicó el fondo de tiempo de la asignatura para los estudiantes involucrados en el experimento, anteriormente con solo 32 horas. 


En estos momentos se imparte únicamente la asignatura Idioma Inglés I con 5 grupos de clases de aproximadamente 28 estudiantes cada uno. Se está utilizando el libro de texto y el cuaderno de trabajo de la serie “At your pace”, en particular la parte I de dicha serie, de conjunto con otros materiales que tributan al logro de los objetivos propuestos. 


La evaluación de los resultados integrales que se obtengan con este experimento debe arrojar luz sobre la manera en que se debe proceder para la implementación de la nueva estrategia en otras carreras universitarias.


En la Universidad de La Habana se han realizado otras actividades como parte de la implementación de la nueva estrategia para la enseñanza del idioma inglés, como por ejemplo:


  • El desarrollo experimental de dos tipos de cursos electivos (comprensión auditiva y expresión oral), orientados a estudiantes que vencieron su ciclo de asignaturas de idioma inglés. Estos cursos tuvieron una escasa matrícula.
  • La impartición de cursos electivos para los estudiantes que vencieron su ciclo de asignaturas de idioma inglés o que alcanzaron el nivel B1. Organización de conferencias y talleres con profesores extranjeros angloparlantes que visiten la UH. Actualmente se desarrollan dos cursos electivos, en las facultades de Derecho y Economía.
  • La realización de un taller   metodológico para la revisión y actualización de la Estrategia Curricular de Idiomas con las diferentes Comisiones Nacionales de Carreras para la implementación de las acciones concebidas en el Programa Director de Idiomas. De este taller se derivó un acuerdo importante, a saber, que cada CNC deberá conformar un programa de acciones para revitalizar el correspondiente PDI. 


Conclusiones

  1. La implementación de una nueva estrategia que contribuya a la formación de futuros profesionales competentes en idioma inglés es una necesidad impostergable de la educación superior cubana.
  2. La Universidad de La Habana debe crear condiciones materiales y de infraestructura que posibiliten la creación de un centro de idiomas y la contratación de personal capacitado indispensable para garantizar su funcionamiento. 
  3. Actualmente existe un déficit de profesores en el Departamento de Prestación de Servicios de Inglés de la UH con un progresivo envejecimiento del claustro, combinado con la insuficiente estimulación y categorización de los profesores. A todo ello se suma la insuficiente asignación y permanencia de los adiestrados lo que no garantiza el completamiento de la plantilla y la cobertura de la docencia. 
  4. La experiencia obtenida en la realización del examen de nivel B1 nos indica que es necesario el asesoramiento de expertos para la elaboración de instrumentos de evaluación que permitan la clasificación de los estudiantes en correspondencia con el nivel real de su dominio de la lengua inglesa en el momento de su ingreso a la universidad. 
  5. Urge el establecimiento del  marco legal que respalde la instrumentación de la estrategia y que defina, entre otras cosas, la aprobación del nuevo programa de la disciplina Idioma Inglés, la realización del experimento en la Facultad de Economía y el otorgamiento de bonificaciones y certificaciones de niveles de competencia a los estudiantes. 
  6. Los resultados del examen de colocación realizado en la facultad de Economía confirman el insuficiente nivel de dominio de la lengua inglesa de los estudiantes que ingresan a la Universidad de La Habana.  Los resultados que se obtengan de esta experiencia deberán ser tenidos en cuenta para la futura generalización de la nueva estrategia. 
  7. La circunstancia de ser la Universidad de La Habana el centro rector de la inmensa mayoría de las carreras que en ella se estudian, exige la sistematización de un conjunto de acciones para garantizar la revitalización del Plan Director de Idiomas en el trabajo de todas las Comisiones Nacionales de Carreras. 
  8. El uso racional de los recursos disponibles en la universidad, particularmente de los medios técnicos y computacionales, entre ellos los laboratorios de computación y de los softwares y plataformas interactivas, son requisitos indispensables para la generalización de la experiencia a otras carreras.  La identificación y gestión de proyectos con universidades extranjeras puede contribuir a obtener otras formas de financiamiento y la adquisición de los recursos que permitan mejorar la infraestructura necesaria para instrumentar la estrategia de manera más efectiva en todas las carreras de la Universidad de La Habana.

Bibliografía

  • El perfeccionamiento de la enseñanza del idioma inglés en las universidades cubanas. Documento aprobado por el Consejo de Dirección del MES, diciembre de 2013.
  • Marco de referencia europeo para el aprendizaje, la enseñanza y la evaluación de lenguas, 2002. Instituto Cervantes para la traducción en español, 2001. Consejo de Europa para la publicación en inglés y francés.
  • Mérida Figueredo y coautores (2005): At Your Pace, La Habana: Editorial Félix Varela.


Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.

Escribir comentario

Comentarios: 0